¿Por qué masillar una pared antes de pintar y cómo hacerlo?

Probablemente has escuchado decir que antes de pintar tu casa necesitas aplicar masilla a las superficies, pero, ¿realmente entiendes a qué se refieren? Te invitamos a que descubras por qué debes masillar una pared antes de pintarla y cómo hacerlo.

¿Qué es la masilla?

La masilla es el material ideal al momento de eliminar imperfectos como huecos, fisuras y grietas de tus paredes. Como resultado obtendrás una superficie uniforme y lisa que permitirá lograr el acabado perfecto luego de aplicar la pintura.

Tipos de masilla para pared

Al momento de comprar la masilla es posible que la encuentre en dos presentaciones: lista para usar y en polvo. La primera es recomendada para reparaciones caseras. Solo será necesario abrir el envase y aplicar donde haga falta.

Por el contrario, la masilla en polvo necesita agua para su preparación. Requiere más esfuerzo debido a que debe crearse la textura adecuada. Aunque, es práctica a la hora guardar el material excedente. Gracias a eso los profesionales suelen utilizarla con más frecuencia.

Independientemente del tipo de masilla, para acondicionar un área vas a necesitar: una espátula, un paño, una lija fina, y una lona para cubrir el piso, o en su defecto cualquier otro material como el periódico o una sábana.

¿Cómo aplicar la masilla?

Sigue estos 6 pasos 

  1. Coloca la lona, u otro material, sobre el piso para protegerlo.
  2. En caso de ser necesario, elimina cualquier resto de pintura vieja levantada con ayuda de la espátula.
  3. Aplica la masilla. Si usarás la masilla en polvo toma en cuenta que debes esperar que tome la consistencia adecuada para facilitar el trabajo.
  4. Deja que la masilla se seque por completo. El tiempo puede variar por lo que te recomendamos leer las indicaciones del empaque.
  5. Lija la superficie con un papel de lija fino para tener una pared plana y homogénea.
  6. Con un paño, quita el polvillo que se desprendió del lijado para así tener una pared limpia y lista para pintar.

Más recomendaciones para masillar una pared

  • Si te encuentras con grietas en la pared, es aconsejable aplicar la masilla en pequeñas y finas capas hasta rellenarlas por completo. Hazlo con cuidado para evitar pegotes que podrían desprenderse una vez secos.
  • En caso de que hayan tarugos o tacos, lo ideal es sacarlos por completo, o en su defecto cortar la cabeza. En el primer caso, baña una gasa con masilla e introdúcela en el orificio, luego empareja la superficie. En el segundo caso, simplemente coloca la masilla hasta tapar el hueco.
  • Podría ser útil aplicar una mano de imprimación, ya que, permitirá una mejor adherencia de la pintura.

Esperamos haber disipado tus dudas sobre por qué es necesario masillar las paredes de tu casa antes de pintarlas y cómo hacerlo. Visítanos para que veas las diferentes opciones de pastas rellenadoras que ofrecemos.

Te pudiera interesar:

¿Qué tanta pintura necesito?

¿Cuál es su reacción?
CONTACTOS

Telf.: 809-332-5050
Cotizaciones: 809-931-4460
soporteweb@tonosycolores.com
Av. Winston Churchill,
Santo Domingo, R.D.

HORARIOS

Lunes a Viernes
8:00 Am – 6:00 Pm
Sábado
8:00 Am – 1:00 Pm

NUESTRO EQUIPO

Somos expertos en pinturas. Ofrecemos soluciones de tipo arquitectónico y de decoración. Además, contamos con productos para la impermeabilización,
revestimientos de tipo industrial y proyectos de bricolaje.

Tonos y Colores  © 2021. All Rights Reserved. By Monkey Interactive

SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE DE NUESTRAS OFERTAS
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Mínimo 4 caracteres
WhatsApp
Compartir
Email
Pin